HERBOFANÍAS 

GRIMORIO EN UN LIBRO ABIERTO 

Herbofanías es una instalación de arte, que se enmarca por una propuesta visual que surge como consecuencia del encuentro entre las historias de las mujeres de las hierbas, y de la superstición. “mujeres de las hierbasda cuenta a la experiencia que no se refiere a una función meramente de recolección, pues reconoce a estas mujeres a su vez, como transmisoras de conocimientos, disidentes, observadoras, conocedoras y a través de ellas se hace visible la preservación y la resistencia. 

 Estas historias se “manifiestan” por medio de cinco esculturas y una proyección que interpretan un libro de hechizos o grimorio, que a través de la instalación permite la existencia del libro y sesga su lectura con cada una de sus piezas. El grimorio que surge como el resultado artístico de este proyecto, propone una experiencia estética particular a la hora de abordar el libro a través de la metáfora del grimorio, constituido por varias experiencias, lo escrito y los gestos plásticos, que decantan de esta investigación, como una estrategia para abordar el proceso de creación, ya que permite organizar la información y dar un sentido ritual a la práctica artística que se desarrolla. 

El resultado de esta experiencia estética, propone un registro del proceso organizado por capítulos, en el que se presentan vivencias que el sujeto puede experimentar por separado. Dentro de las memorias del proceso, se contemplan las estrategias utilizadas para la construcción del grimorio, compuesto por acuarelas a base de hierbas mágicas, alegorías botánicas, registro de recolección, ilustraciones botánicas y estados que representan las intervenciones a estas piezas escultóricas, y títulos que además denominan los cinco capítulos que conforman este libro abierto. 

Por lo anterior, Herbofanías, como grimorio en un libro abierto, va más allá de la idea tradicional de libro, pues plantea una instalación cuyas piezas pueden ser leídas o abordadas por capítulos desde diversos escenarios, a saber, la propia instalación, la página web y el libro digital: 

– I. Acuarelas a base de hierbas mágicas –

Aglutinar, hacer polvo las hierbas, pisar el pigmento y verter en los godets, son los pasos generales para hacer acuarelas artesanales. Pero ¿Por qué es importante preparar estas acuarelas de hierbas, de esta forma? ¿Cuál es la diferencia entre las acuarelas que preparo y las de marcas industriales? 

Dejar reposar el huevo, sentar el agua, aclarar la miel con esta agua y disolver la goma arábiga, es el procedimiento más purista para hacer acuarelas propias, estas tienen la propiedad de ser más brillantes y compactas que las convencionales, algunos pigmentos se aglutinan más fácil que otros, además, usar hierbas que son sedantes o venenosas como la belladona y otras de uso común como la espinaca o el romero, implica un mayor cuidado.  

Para aglutinar el pigmento, se pisa en una base de vidrio con una moleta de vidrio, podría ser también en un mortero tradicional, pero la placa de vidrio y la moleta produce, para mi, un gesto primitivo y romántico, el sonido que surge de los pigmentos al ser pisados de esta forma, me conduce a la materia pura y siento que esto luego se percibe en el papel. Manipular las mezcla de colores desde su forma líquida antes de hacerse pasta, la forma en que se recoge y se envasa, es una decisión completamente propia. 

Las acuarelas  tienen ese valor inherente de producir dimensiones particulares y  causar estados de experiencia, valores, en mi parecer, muy propios de la magia y que predomina aún más a la hora de preparar nuestros pigmentos, ejercemos esta influencia mística que surge en ese preciso momento en el que manipulamos los materiales y creamos colores, controlamos de alguna forma lo incontrolable y preparamos estos elementos que dan vida a la obra y a esta dimensión artística material. 

Indagar en los materiales y encontrar la relación que guardan las hierbas para la construcción de un pigmento, no es solo importante a la hora de representar el concepto al cual me refiero, la relación entre la magia, las hierbas y lo místico, sino que a su vez, encuentro pertinente la experiencia sensible al momento de manipular estos elementos, experiencia de liberación y conciencia, que conduce a este sentido ritual.

– II. Alegorías botánicas –

Láminas hechas con acuarelas a base de hierbas mágicas, que representan cuatro estados dispuestos en cuatro puntos cardinales dentro del ritual, estas simbolizan la relación entre el cabello, mujeres hechiceras, las hierbas y la magia natural, y a su vez, representa a las mujeres desde su sapiencia y su experiencia. 

I. Solvtio Viridis
Estimulante
Clasificación mágica: Deseos
Planta: Romero
Punto cardinal: Norte

II. Solvtio Niveus
Protector
Clasificación mágica: prevenir
Plantas: Ajo/Jazmín
Punto cardinal: sur

IV. Solvtio Flavo
Invocacion
Clasificación mágica: Romper embrujo
Planta: Amapola
Punto cardinal: Este

V. Solvtio Aurantiaco
Trance
Clasificación mágica: Exorcismo
Planta: Ajenjo
Punto cardinal: Oeste

– III. Registro de recolección –

Este registro se plantea por medio de dos elementos fundamentales, salidas de campo y visitas a herboristerías. Mediante este proceso de recolección, inicia la experiencia plástica, y también, al indagar sobre el conocimiento que perdura durante mucho tiempo, fundamentalmente en personas que trabajan en el medio de la medicina tradicional de las plantas. Los materiales cobran relevancia, es una fase de descubrimiento, experimentar con técnicas, clasificación e inspiración para la creación de la obra.  

– IV. Ilustraciones botánicas –

Las ilustraciones botánicas existen como documento científico para identificar las plantas, detallar sus partes y su estructura. En estas Herbofanías, las ilustraciones botánicas ilustran el cuerpo femenino en su relación estructural con las plantas, además, la creación de sigilos en relación a cada una de las características mágicas del ritual expuesto por las hierbas, los estados y la experiencia estética.

Mediante la investigación-creación, que surge a través estas ilustraciones, se establece un momento determinante para la obra, en el que el cuerpo femenino y su relación estructural con las plantas se vuelven relevantes; asimismo, la creación de sigilos en relación con cada una de las características mágicas del ritual expuesto por hierbas específicas, los estados y la experiencia estética.

– V. Estados –

Estos cinco estados son el resultado plástico de esta exploración e investigación expresiva, en la que nos encontramos con los vínculos que surgen entre el cabello y la magia, el cabello y el poder, el cabello y los rituales, el cuerpo femenino y la hechicería, el cuerpo femenino y la mediación espiritista. Todo lo anterior son relaciones constitutivas para la instalación que supone un grimorio, el cual se expone como una interpretación del ritual de estimulación, invocación, protección, conducto y trance.